Advertisement

GIULIANA TESTINO VERANO 2017

Una clase magistral en tejido de punto y lino.

Por Maria Laura Galindo, Fotos de Segura & Vilela | 16 Diciembre, 2016

Los nuevos comienzos estremecen y definen rumbos alternativos. Quien pone la primera piedra se lleva el trofeo, porque sucede que, para avanzar, es indispensable evolucionar.

Así fue, hoy, el show presentado por Giuliana Testino, que tomó lugar en la nueva biblioteca de la PUCP. Como era de esperarse, el regreso de la diseñadora, después de cuatro años, dejaría a todos deslumbrados. Apostando por un trabajo exquisito y cuidadosamente elaborado, Giuliana ha decidido rescatar las técnicas tradicionales y artesanales de la cultura peruana e impulsar el desarrollo de los procesos originarios de los tejidos, así como la preservación del medio ambiente.

Un cúmulo de identidad y esfuerzo se reflejan en la propuesta global, sugerida por la música, el espacio y la performance de los involucrados. Las modelos, mediante un ritmo caprichoso de desplazamiento, evitaron el camino en línea recta y vacilaron por los recovecos del edificio portando la colección. Un ambiente poderoso e inspirador.

Aquello que Giuliana describió como “Looks muy elegantes con tejidos para el verano”, expresan también la identidad de una mujer auténtica, fina y sofisticada. Los looks rescataron la esencia misma de la diseñadora, mediante los colores, siluetas y tejidos utilizados, alzando un tributo a la mujer que fue, pero que regresa renovada y rejuvenecida, junto a su marca.

Mientras que las modelos caminaban esta noche, se pudieron vislumbrar, en la colección Verano 2017, piezas en lino y fibra de alpaca. Los tonos neutros y minimalistas, le hicieron contraste al rojo intenso de piezas clave. Asimismo, las siluetas sueltas dejaron un encanto en los pantalones palazo, las faldas y los tops sueltos, algunos con cortes asimétricos precisos, que fueron acompañados por ornamentos dorados, como accesorios casi majestuosos. Se trataba del regreso de una diosa.

Finalmente, el maquillaje propuesto siguió la misma línea. Tonos naturales y un trabajo uniforme en la piel que, bien iluminada, resaltó los labios pigmentados en rosa pálido. Además, los peinados inspiraron también el rejuvenecimiento casi angelical y alcanzaron, junto a cada elemento del evento, el mismo propósito: haber cautivado a todos, esta noche.