Advertisement

LA HORA DE LA VERDAD

Conversamos hace unos días sobre las distintas maneras de hacer las cosas y el Team Lima Social DIary llegó a la conclusión de que no hay nada mejor que hacer las cosas más trascendentes de la vida como a uno le plazcan.

Por Pamela Romero Wilson, Fotos de Jordi Labanda | 10 Octubre, 2015

JORDI LABANDA_CELEB
Si decidir casarse es de por sí una decisión importante, entonces es más importante aún afrontar la serie de preguntas que asaltan para determinar cómo contarle al mundo entero que el amor ha tocado la puerta (y para quedarse).
Las preguntas van desde cómo elegir el parte, como financiar la boda, definir si la fiesta será íntima o si los invitados bordearan hasta el último conocido. Implica también pensar si se quiere una boda con temática, si prefieren escapar fuera del país, si la boda saldrá en los sociales de toda la ciudad o si por el contrario será algo exótico y privado.
Además de todo eso, empezaran las preguntas por el financiamiento, la lista de los regalos, definir si el vestido de la novia será nacional o importado, si será hecho por algún exclusivo diseñador o si será la preciada herencia familiar.
Es cierto que en el tiempo muchas chicas tienen claro cómo quieren que sea su boda. Incluso algunas planean hacerla en más de un día y por todo lo alto. De otro lado, existe quienes solo prefieren tomar una ceremonia civil simple acompañada de un almuerzo familiar.
Luego de pensar en tantas cosas nos queda ser conscientes que existen tantos tipos de boda como parejas en el mundo, y todas tienen el mismo potencial para ser un momento especial e inolvidable. Por lo pronto, no estaría más tener ya la referencia de un vestido ideal.